sábado, 17 de abril de 2010

ÁRTEMIS (Iconografía)



Hermana gemela de Apolo e hija de Zeus y Leto.
Nada más nacer ayudó a su madre en el parto de Apolo y se decía que, horrorizada por los dolores, obtuvo de Zeus el favor de permanecer virgen, igual que Atenea.


Aparece como una joven entregada a la caza como único placer, corriendo velocísima con sus flechas y su carcaj. Zeus le concedió el dominio de los dioses, junto con su séquito de ninfas, a las que impuso la virginidad. Es una diosa vengativa, como en el caso de Acteón que acabó destrozado por sus propios perros cuando en la caza se encuentra con ella y la contempla desnuda en el baño.


Muy orgullosa de su belleza no permite que nadie la ignora o pretenda sobrepasarla. Se le ofrecían las primicias de la recolección, como fuerza protectora de la vegetación, tiene poder sobre las aguas de los estanques y ríos, y especialmente de las termales. Su santuario más conocido fue el de Éfeso. En época muy antigua se la identifica con la luna, pero su culto no suele ser lunar, y en el panteón aparece como la señora de las fieras, protectora de las amazonas.

Representaciones


Ártemis (Diana romana) suele representarse como cazadora llevando el arco y las flechas, con los cabellos recogidos y la media luna en la cabeza, vestida con túnica corta, desnuda de piernas y pies. Aparece normalmente en sus dominios del bosque, rodeada por ninfas, perros y ciervos. Diosa símbolo de la castidad, se asocia a las etapas más salvajes de la vida: infancia y adolescencia.


Los dos episodios más representados desde el Renacimiento son los castigos que inflige a Calisto, princesa virgen de su cortejo a la que mata con sus flechas tras haberla convertido la celosa Hera en oso, y a Acteón. De estas alegorías de la virginidad derivan las visones eróticas de la Escuela de Fontainebleau, que adaptó su iconografía a Diana de Poitiers, amante del rey II de Francia y de la pintura rococó, que ahondó en el sensualidad del baño de Diana, expuesta a las miradas de los sátiros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario